miércoles 8 de diciembre de 2021

Los sistemas con los cuales las empresas se enfrentan a la carga tributaria son diversos, y van desde la planificación fiscal, pasando por la elusión, hasta la evasión. La evasión fiscal es el incumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias y sus sistemas se enfocan precisamente en no realizar los pagos tributarios que se originan. La planificación fiscal se enfoca, como su nombre lo dice, en encontrar maneras y configuraciones jurídicas y fiscales de acuerdo a ley de forma que la carga fiscal sea lo más eficiente posible, “evitando una carga fiscal innecesaria o evitable racionalmente” (Matus, 2017). La elusión fiscal es un concepto que se encuentra definido entre las dos bandas anteriormente descritas, y tal como deduce de Matus (2017), se busca una planificación fiscal agresiva (ATP por sus siglas en inglés) que disfraza un comportamiento evasivo. Por tanto, las obligaciones tributarias no se incumplen, sino que se evitan con argucias legales y se busca un camino paralelo al de la planificación con el fraude de la ley.

En ese sentido, para que la planificación fiscal de una empresa cumpla con el espíritu e intencionalidad de las leyes sobre las cuales se rige y no se convierta en una ATP y roce la elusión, debe contar con criterios de anticipación y previsión sin contener un fraude a la ley. Las líneas de diferenciación entre estos conceptos son muy delgadas y la obligación de la Administración Tributaria y los órganos legislativos es reducir la brecha existente entre una planificación fiscal, que de forma anticipada y previsora busca minimizar su carga tributaria sin vulnerar ningún precepto legal ni incurrir en algún fraude legal, y la evasión, que involucra una vulneración de la ley al eliminar la carga tributaria.

Asimismo, las empresas junto con sus asesores tributarios y financieros, deben encontrar los esquemas fiscales que ofrezcan el balance adecuado entre el cumplimiento de la legislación tributaria local, externa si es que aplica, además de la de precios de transferencia, y los beneficios y objetivos de la maximización del ahorro fiscal.

En el Perú, de acuerdo a recientes declaraciones por parte de SUNAT, se pierden cerca de 16 mil millones de soles anualmente en recaudación de impuestos debido a la elusión fiscal. Por tal motivo, la Administración Tributaria presentó el catálogo de Esquemas de Alto Riesgo Fiscal, los cuales muestran cinco configuraciones fiscales que adoptan las empresas y grupos multinacionales para evadir sus obligaciones tributarias, y que van de acuerdo a los esfuerzos de OCDE y el Plan de Acciones BEPS para hacer frente al planeamiento fiscal agresivo y otras acciones dañinas presentes en nuestro contexto.

Si tienes alguna consulta sobre este tema, en LADERSAM podemos ayudarte, si nos escribes al teléfono wasap +511 997050525 o al correo ladersam@ladersam.com de inmediato nos pondremos en contacto contigo.

Visita www.ladersam.com y conoce más sobre los servicios de asesoría especializada tributaria que ofrece LADERSAM.


Referencias

Matus, Marcelo (2017), “La elusión tributaria y su sanción en la Ley Nº 20.780. Hacia un concepto de negocio jurídico elusivo”. Revista Ius et Praxis, 23(1), 67-90.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Te recomendamos: