miércoles 8 de diciembre de 2021

Ser un Operador Económicamente Autorizado (OEA) cada vez más está siendo valorado por los responsables de las empresas vinculadas al comercio exterior (importadores, exportadores, almacenes, agentes de aduanas y empresas de servicio de entrega rápida) como un objetivo estratégico que los mantendrá competitivos frente a los escenarios de negocios actuales y a futuro.

OEA se basa en el concepto de colaboración entre la autoridad aduanera y la empresa, introducida por la Organización Mundial de Adunas (OMA). Se trata ser un operador que cumple voluntariamente una amplia gama de criterios y trabaja en estrecha cooperación con las autoridades aduaneras para garantizar un objetivo común: “La seguridad de la cadena de suministro”.

Ser un Operador Económicamente Autorizado (OEA) cada vez más está siendo valorado por los responsables de las empresas vinculadas al comercio exterior (importadores, exportadores, almacenes, agentes de aduanas y empresas de servicio de entrega rápida) como un objetivo estratégico que los mantendrá competitivos en el escenarios de negocios actual y futuro.

Su origen se remonta a los terribles hechos acontecidos en los EEUU en setiembre de 2001 por los ataques terroristas que impactaron al mundo, estos hechos obligaron a redefinir las medidas de seguridad adecuadas y necesarias para la cadena logística de comercio exterior. Diversos países implementaron normativas como C-TPAT en Estados Unidos,  PIP en Canadá, StairSec en Suecia, FL en Australia entre otros.

A partir de estos programas independientes en el año 2005 la Organización Mundial de Aduanas (OMA) elaboró un marco normativo denominado SAFE, ratificado por más de 150 países. En el mismo se establecen los principios fundamentales con respecto a la seguridad y facilitación de la cadena mundial de suministro. En 2007, se incorpora oficialmente el concepto de OEA y se elaboraron las disposiciones más detalladas para su implementación.

En Perú, el programa OEA, lo implementó en 2013 la SUNAT, buscando certificar a empresas confiables que cumplen con medidas de seguridad de la cadena logística. Aquellas que obtienen esta certificación cuentan con una serie de beneficios como la reducción de plazos; la facilitación de trámites, capacitación, reducción de los controles de su carga, presentación de garantías nominales, y atención personalizada con sectoristas asignados, entre otros.

Los beneficios se multiplican cuando el OEA de Perú accede a ventajas similares en países con los que se suscriben Acuerdos de Reconocimiento Mutuo (ARM).  Por ello, SUNAT también está avanzando rápidamente en dicho proceso que permite a las empresas peruanas, acceder a ventajas y facilidades aduaneras con sus pares de otros países. Actualmente se han suscrito ARM con Estados Unidos, Corea del Sur, Colombia, Bolivia, Ecuador, Chile, Uruguay, México, Canadá y Brasil, se están avanzados futuros ARM con Mercosur, Costa Rica y Guatemala.

En el año 2020 se emitió el Decreto Supremo N° 267-2020-EF para que instituciones que intervienen en el control de ingreso y salida de mercancías, (Senasa, Sanipes, Sucamec, Digesa y Digemid) se incorporen al programa brindando facilidades a las empresas OEA en sus operaciones de exportación e importación otorgándoles, certificados sanitarios, permisos de exportación y circulación. Dichos procedimientos suelen ser alrededor del 90% de los trámites que se realizan.

El Perú y su reactivación depende más que nunca del comercio internacional para asegurar el empleo, la productividad y el crecimiento económico.  Nuestras exportaciones e importaciones se canalizan a través de complejas cadenas de suministro que abarcan todo el planeta. Los peruanos esperan que sus autoridades protejan la economía del comercio informal, ilegal y vele por el buen funcionamiento de las cadenas de suministro.

La función de la autoridad aduanera es fundamental para lograrlo, cumpliendo con su función de recaudar ingresos, parar el contrabando y la informalidad protegiendo nuestro país y sus empresas de artículos peligrosos o falsificados y, cada vez más frecuentemente, defender a nuestra sociedad y fronteras de la delincuencia organizada y el terrorismo. 

Necesitamos, por tanto, sistemas eficientes de gestión de riesgos para garantizar la seguridad de los ciudadanos, y al mismo tiempo, facilitar y agilizar el comercio legítimo.

Certificarse como OEA en Perú actualmente es un proceso 100% digitalizado y gratuito, para lograr esta certificación generalmente se contrata servicios de consultoría especializada en OEA a fin de lograr el cumplimiento y sostenimiento de los requisitos planteados por SUNAT.

Autor:  José Pacheco Guerra – Director – MERITUM Business School

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Te recomendamos: