Un proceso de auditoria financiera anual necesariamente debería contar con una revisión de los Estados Financieros en una fecha intermedia, a fin de que se verifique la implementación de la subsanación de las observaciones de los riesgos de control interno del ejercicio anterior.

Es recomendable que dicha revisión se realice entre los meses de setiembre y octubre, basada en los Estados Financieros Interinos al mes de agosto o setiembre, la vial debe permitir a la compañía realizar correcciones contables, entre los meses de noviembre y diciembre, de operaciones complejas y subsanaciones de observaciones de control interno tanto del año anterior como de lo que se pudiera haber detectado como nuevas en el año corriente.

Hacerlo de esta manera, beneficiará a la compañía porque, (i) permitirá contar con una planificación adecuada para el cierre contable anual, y (ii) ahorro en costos en la formulación correcta de los Estados Financieros completos y en la atención oportuna al requerimiento de información de los Auditores Financieros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Te recomendamos: