miércoles 8 de diciembre de 2021

El método último en entrar, primero en salir (LIFO, por sus siglas en inglés) es el método de valoración de inventario más preferido en Europa, el costo promedio ponderado en segundo lugar y el método primero en entrar, primero en salir  (FIFO  por sus siglas en inglés) en último lugar. De los 27 países europeos de la OCDE, 11 permiten que las empresas utilicen LIFO, 11 permiten el método de costo promedio ponderado y cinco restringen sus negocios a FIFO.

En la práctica de la industria de bienes raíces, a evaluación de inversiones inmobiliarias generalmente se hace a nivel del flujo de efectivo antes de impuestos. Y esto tiene sentido en la mayoría de los casos. No hay dos inversionistas de bienes raíces que tengan exactamente la misma situación fiscal y no hay dos bienes raíces que tengan necesariamente el mismo tratamiento fiscal. Por lo tanto, comparar los rendimientos proyectados de dos bienes raíces después de impuestos no es comparar naranjas con naranjas.

Como se sabe, la política tributaria está en constante cambio, lo que hace que pronosticar la obligación tributaria en el futuro sea una tarea difícil y algo poco confiable. Esto se ve agravado por el hecho de que los profesionales de bienes raíces generalmente no son necesariamente tributaristas y, por lo tanto, no son adecuados para para evaluar los regímenes tributarios en constante cambio que entran en el análisis de las inversiones en los flujos de efectivos después de impuestos.

Sin embargo, hay situaciones en las que tiene sentido pronosticar el flujo de efectivo después de impuestos. Y en esos casos, es útil para el profesional de bienes raíces recurrir a un experto tributario que realice un análisis concienzudo de flujo de efectivo después de impuestos para examinar las oportunidades, los riesgos, y determinar la verdadera rentabilidad para el inversionista especifico que esta realizando la inversión en bienes raíces.

Como se sabe, las empresas no pueden deducir inmediatamente el costo total de las compras de inventario contra la renta imponible . En cambio, el costo de los inventarios se deduce cuando se vende. El monto de la deducción depende del método de valoración del inventario.

El método por el cual un país permite que las empresas contabilicen los inventarios puede afectar significativamente la renta imponible de una empresa. Cuando los precios están aumentando, como suele ocurrir debido a factores como la inflación, LIFO es el método preferido porque permite que los costos de inventario estén más cerca de los costos reales en el momento de la venta. Por el contrario, FIFO es el método menos preferido en este caso. El método del costo promedio ponderado se encuentra en algún lugar entre FIFO y LIFO.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Te recomendamos: